8/12/08

Del sol en la luna, de la tierra y su triada



En la torre invertida un halcón sobrevuela a su presa, un cisne trae alimento, un perro y un gorrión enredan sus cuellos.
Suena melodía de margaritas de invierno:

Un topo, una daga, una ardilla roja,
algún joven y las damas,
en una rama,
tendida,
la de túnica blanca y pelaje negro
observa y lame sus patas.


El níspero florece
hay un anillo dorado,
el búho de ámbar retoma su juego dejándose caer por mis hombros,
ascendiendo y descendiendo,
en la noche sus ojos me susurran… la esencia es infinita.
Escucho el latido de la tierra apropiándose de los tentáculos
y el negro reaparece de sus mil colores.


Ayer, hoy y mañana, un ser me cubre la espalda, sujeta mis manos,
me induce al vuelo,- di su nombre…
Y yo…
yo las soslayo


5 comentarios:

Mistress Moon Sado dijo...

y te has vuelto a soltar la melena, esa que debes no sujetar y permitir que el viento juegue con ella, esa que alborota y ajusta, desde la torre invertida, hasta el gorrión pícaro, desde la sombra hasta las hojas de mil colores, esa que desde a partir de ayer, hoy y mañana será soslayando tus manos por quienes te velan y te guian, te cuidan y te aman.

Liška dijo...

Allí donde todo estuvo, está y estará... ;-)

Besos mi bella Dama plateada.

Señor de las Sombras dijo...

y donde estaremos, un saludo Angel de la vida y de los sueños

Moni dijo...

Nada, toy griposa y a veces ya sin gripe, me cuesta tanto seguir lo que escribes, que con gripe ni te cuento :) besines

Liška dijo...

:) un saludo tb para ti Señor de las Sombras.

jajaja!! mi niña linda, algunas imágenes se pintan así, atemporales. No hay mucho que entender, sentirlas a lo más, un viaje al nucleo. Muaaaaaaaaackis!!Moni.