12/11/08

Tierra



De día se agolpan en la habitación naranja. Al poner mis manos sobre ellos van saliendo a flote las toxinas, los restos, las sobras, los dolores, la porquería que nadie quiere ver. A veces siento como recorren mi cuerpo y se adhieren al suelo para perderse. Me pregunto si se reagrupan como fantasmas diabólicos en otro lugar.

Hablamos de política, cultura, economía, ciencia, filosofía… de salud. De andar por casa.

Suele suceder que llega el momento en que las voces se atragantan y salen disparadas entre dientes afilados. Las sensaciones son escupidas como migas de pan. Los cuerpos se sacuden incontrolados. Nadie conoce la envergadura del dolor, es tanta que el mayor de los duelos se hace en los vivos por las sanguijuelas que dejamos apoderarse de nosotros. Cuando apenas la sangre late y el funcionamiento es vital, sobreviene un hastío y un agotamiento infrahumano. Sonríen y se preguntan en qué estantería prohibida se esconde el manuscrito y las pócimas al placer.Observan por una mirilla que la lucha encarnizada entre los hombres lleva a parajes clandestinos, erráticos y desolados. Donde sólo un grillo marca los segundos, con el aplomo de una viga de hierro en la que queda suspendido el desconcierto.

Madera y el silencio… La dulzura de sus rostros… Giro mi cabeza y la llama roja cimbrea a mi lado, serena y delicada, envolvente y sugerente se abre paso en el espacio, nace de la pasión incontrolable por el oxígeno y devastadora de la materia.

El beso profundo, la llamada, la caricia helada del invierno, el deseo y la siesta sudorosa, febril, en las tardes de verano…

Se hace la noche. Los zapatos se van sumando en los armarios y el nuevo abrigo cuelga de un viejo galán. Hay un lugar donde el barman olvidó poner etiquetas a sus cócteles y el rebobinado es fruto de la tecnología. Allí putas y mendigos se agolpan en la puerta, llueve y el barro se extiende como alfombra, mis pies chapotean…

- bonitas sandalias señorita…

… o quizás, va siendo hora de dormir.


2 comentarios:

Moni dijo...

Si, debe ser hora de dormir :) te quiero

Liška dijo...

Hummmmm... Gusto verte por aquí mi niña.

Muaaaaaaaackis!!