18/11/08

Pulso



Se encapricha de mis curvas,
grita, azota,
agita mi melena sostenida por su polla
cargada de odio
y embiste con fuerza sobre la cruz.



Tejen una y otra vez,
el beso de la araña negra… que en un tiempo curó.
La roca me habla del viento
y mis piernas se mofan de mi,
me cuentan de las colas serpentinas
que ajenas a su propia alma… van
clavando alfileres sobre el reloj… tic tac… tic

2 comentarios:

Moni dijo...

pufff, sin palabras :)

Liška dijo...

;-)... Muaaaaaaaaackis!!