13/9/07

De orgías púdicas


Van abriéndose paso a empujones, todos quieren llegar los primeros, todos quieren alcanzar lo mejor y apretarlo con fuerza contra su pecho, poner todo su cuerpo en tensión, sacar los dientes, babear espuma roja por la boca a cambio de un pedazo de algo que tiempo atrás nadie quiso ni mirar.



El niño huye despavorido del momento sentándose a pies de una pantalla de dibujos animados, de vez en cuando vuelve la cabeza y ojea a su progenitor, lo justo para saberse rey de la situación.

Las estanterías están repletas de objetos absurdos que son desvalijados por precios que ya nadie quería pagar. Pero lo más curioso de todo es el momento de llegar a casa, le ha comprado una camisa dos tallas más grandes, de esos colores que ni él soporta y no se ha dignado siquiera a pensar, a sospecharse manipulado en una situación de la que siempre se ha creído dueño por encima del mundo, del poder de su propia honestidad.

3 comentarios:

kRoKeT dijo...

Como fieras....
...como animales ,
Como seres acorralados buscando luZ y huida...
No hay nada absurdo en esta vida ...
..como gustos hay colores y como colores gustos ...y otros tantos mas objetos y tentaciones.
:besos :
________________________kroket.

Liška dijo...

jajaja!!... de placer se trata, de placer se habla kroket.

Y sobre gustos,... ;-)

Besossss

FER dijo...

Esas orgias púdicas no son nada excitantes, ciertamente... Prefiero las impúdicas :-)

Un beso