13/6/07

Khaos



Gea, la de anchos pechos, cubrió de estrellas su cuerpo
y metió sus dedos en las tinieblas de sal y así Tártaro se sumergió en su sexo a tanta profundidad como a la oscuridad luz le vino a dar.

Juegan sus lenguas jugosas, toman de sus manos las cerezas carnosas y en sus vientres, entre sus piernas, se derraman los jugos. Él las observa, guiando sus movimientos y ellas… Hummmmmm!! ellas, te adoran.


De Diamantes, que veneran en vida,
formaron un collar.
Eros enmudeció,
de sus labios rojos
escapó un gemido,
un suspiro
y de su cuerpo
el azote al vicio,
un nuevo grito
una puta, un placer… una tempestad.


5 comentarios:

Maktub dijo...

Qué blog más delicioso tienes no?

Enhorabuena...

Kissxxx

Sirke dijo...

Mmmm... He estado leyendo algunos post, quería comentar algo relacionado en torno a ellos, pero no se me ocurre nada [Sí, hoy no estoy especialmente inspirada xD]

Así que comentaré lo que he pensado en cuanto he entrado a tu blog: "Esto resuma sensualidad por cada línea"

circe dijo...

Bienvenida Maktub, relamidas y paladeadas, delicias servidas en nuestros propios banquetes, como esas gotas saladas que fueron abrazadas y acogidas en tu pecho.
Un beso preciosa...


Sirke, leerte es una explosión a los instintos. Estoy segura que la cálida Musa te acompaña, te eleva y sumerge, te inspira y te atrapa.
Tres besos... y mi sonrisa ;-)

arabesque dijo...

Para leerte necesito tiempo. No puedo llegar y leer rápido, y ver que siento. Contigo las sensaciones nacen despacio. El sabor que dejas brota con el tiempo, y se queda no solo en la boca, también en el cerebro y en la piel.
En el curso nocturno estoy aprendiendo a degustarte los detalles, creo que es un tiempo bien aprovechado.
Gracias por esta oportunidad.

circe dijo...

Despacio, sin prisas, el ritmo propio de los sentidos, empapándonos el uno del otro...Hummmm, Arabesque, no es una delicia?

Un abrazo y mi sonrisa, bellas palabras las tuyas.