18/6/07

Blanca


Y se hace la luna encontradiza, después de un día agotador. Los aceites impregnando de esencias las primeras gotas de sudor. El rugido de las fieras tocando a su fin, el candor de una explosión abriendo grietas, apoderándose del cuerpo, de la piel. Te espero húmeda y jadeante, atenta, replegada sobre el sofá. Quiero que entres sin llamar, no digas nada, puedes verlo en mis ojos, hoy tomarás de mis labios el sabor de una noche de azahar.

Shhhhh… Descansa


4 comentarios:

arabesque dijo...

entro desnudo desde la puerta, sin hacer ningun ruido, y me meto entre las sabanas sin despertarte. besando suavemente entre tus nalgas desnudas

Angie dijo...

Entrar sin llamar, encontrando todas las puertas de tu nombre abiertas a mis labios silenciosos..

precioso..
un beso!

Cascorr@ dijo...

Hace unos meses tuve que cerrar mi anterior Blog. Cometí un error mostrando una parte de mí a quien no debía. Bueno eso ahora da igual. Lo que sí te quiero decir es que en aquél rincón de mí, traté de asacar y asomar deseos que no había encontrado reflejados en otros sitios. Hasta que te he leído. Ni entro en que me darías cien mil vueltas por la exquisitez con la que lo escribes y describes.
Toda esta densa parrafada es para decirte algo más que me gusta lo que cuentas y cómo lo cuentas. Me has hecho sentir BIEN y, en cierto modo, acompañado.
Perdona el abuso de comentario. Bórralo sin problemas.
Un beso.

circe dijo...

Hummmmm... un suave gemido que escapa de mis labios, acomodando suavemente la postura....

Un beso Arabesque


Angie, un juego cómplice, el que espera y el que busca, ambos reciben. Preciosas letras las tuyas. Besos niña linda.

Hummmm... Cascorr@, como los propios licores, las distintas bebidas, unas más dulces y con peores consecuencias, otras amargas y embriagadoras, elixires... nuestra esencia. Todas y cada una de tus letras merece ser mostrada, sentirte BIEN... un placer ;-)