23/10/11





Al ocaso del norte y el sur se debaten los sentidos.

La belleza, la fragilidad, la entrega

el cuerpo abierto y desnudo

de una hembra de la vida.



La charla dibujaba sobre nuestras cabezas nubes blancas. Alguien había colocado allí una jaula de ramaje rojo excéntrico, hecho a mano. Sólo eran palabras, miradas cruzadas entorno a un recipiente rojo, al ocaso. La agitación con la que las nubes sobrevolaban el espacio desató los cambios: la temperatura se hizo dura, se buscó consuelo en unas risas pero el rocío amenazó con colarse por una ventada para posarse sobre nuestros labios…



Era el momento, el instante oportuno. Ella y aquel suelo diáfano,

un futón y sobre él ELLA

allí tendida.



  • Shhhhh… guarda silencio.


Abierta, expuesta...cuatro manos. Sólo dos de ellas la usarían haciendo llegar a las otras dos la sabiduría y el arte, el arte de erotizar los sentidos.


La cubrió de seda, la recogió bajo el techo masculino de la veneración, protegiéndola


moldeándola, agitándola, amasándola suavemente


la envolvían, la quebraban, la retorcían hasta el límite perpetuando su floración

Un instante antes de ser embalsamada ella abrió sus labios.



… en qué momento nace el erotismo?




Fotografía: Nathalie Nouth

6 comentarios:

Daryus dijo...

Las manos juegan, recorren caminos, buscan recovecos, incitan. La dualidad se dibuja en un mapa erogeno, varon, hembra, la sutil piel no distingue, se enreva. Recrea un ancestral sentimiento, se deja llevar, disfruta. Los sentidos sucumben, atropellados, por esos dedos fuertes que quieren penetrar en los poros, fundirse en simbiosis, poca piel, bornotones de dedos, esperando el alba, el despertar, la eclosion provocada. El principio del final, el final que marca un principio. Besos turbios, sucios ;))

P.D. No nace, está. Se porta, las miradas, los dedos lo trasmiten.

apteryx dijo...

Desde que se te lee, ahi nace el erotismo.

Domadora? Si, me parecio que se practicaba el arte de la doma

apteryx

Liška dijo...

Hummmm.... lo añado, lo sumo, lo enredo a mi retina. Simbiosis.
Besos traviesos Daryus


Sonrío apteryx ;-)... Gracias

efe dijo...

Erotismo, viejo arte de fabricar deseo.
Manos que juegan a fundirse entre pasiones, llevando a ansiar la dependencia entre dos.
Girones de furia que tiñen el alma y llegan a amar en todas las dimensiones.
Un besazo Princesa.
efe

Liška dijo...

Hummmm... El viejo y gran arte, bien lo sabes amigo.

Un besazo siempre efe ;-)

angie dijo...

me quede habla .....solo siento y mi almasado recuerda los nudos !!!!!