14/12/07

Rabia el deseo




Me sonrio en tus muecas, recreo, juego con la locura macabra que con gestos vergonzosos tambalea tus columnas, meto un dedo, una caricia, un pañuelo de seda que roza suavemente los muslos de una virgen que llena de vicio humedece jirones de sueños con maculas blancas, danzo hechicera sobre el brillo de tu espera.

Ahora…Grita a la locura el deseo, perfuma la piel del placer de tus cuevas, tiembla de mi aire fresco,
busca en tus labios y agarralo sin miedo, enviciado de mi, se mi sombra, fiel viajero.





1 comentario:

Hechizo de luna {L} dijo...

Entiende usted Señora el vertigo que provoca abandonare sin miedo a los temblores desconocidos de la fiera del anhelo que uno lleva dentro, sabiendo ea pues que la dueña de todo sus secretos se rie descaradamente morbosa de las muecas .....?. ¿Dónde está el puente para no caer en el abismo?....pregunto con todos mis respetos.
Ese es mi deseo.
Beso sus pies y acaricio con la lengua las rendijas de sus lindos dedos de marmol mi Reina.