13/10/08

Niña




-Y si…?

- Calla!!... no quiero que digas nada. ¿No viste que somos humanos? ¿Acaso creíste ser diferente? Simplemente eres alguien más que teme, llora, reta, finge, se aflige y condena, porque desea tan alto que le embriaga el sufrimiento de no ser capaz de alcanzarlo. ¿No te das cuenta? Que no hay prisas en vivir, en sentir, en avanzar, más que las justas para que el paso sea firme y tener fuerza en cada caída para continuar. ¿Acaso pensaste que yo no lo hago? Sí, yo y el de más allá; no se rompe el agua como la piedra, ni cae la hoja como el tronco.

- Pero…?

- No temas pequeña… ríes y lloras, juegas a ganar, pierdes, avanzas y caes, todo el tiempo se condensa en un instante para ti, porque no hay más que este momento en que con tus rizos sueltos al aire, tu mirada en el reino de la fantasía y el deseo de vivir, lo son todo para ti. No temas mi niña porque yo misma te cojo de la mano, te alimento, te educo y te abrazo, juego contigo y duermo a tu lado, cuidaré siempre de ti… siempre porque nadie te necesita tanto como yo a mi lado.
Nadie necesita tanto tus risas, tu locura inocente, tu descaro, la ilusión en tu sonrisa cada mañana, nadie necesita tanto como yo… ser niña.




Quiero que crees rutas no marcadas
Quiero que lamentes no poder seguir
Quiero que pidas serlo todo, no ser nada
Quiero que te eleves y nazcas para mí…


(Rescatada… una mirada al interior)



3 comentarios:

Pedro dijo...

ufff

Moni dijo...

Es precioso, como todo lo que sale de ti

efe dijo...

Impresionantemente bello.
Un beso.
efe