15/11/11


Recuerdo un esfuerzo inhumano por devastar el universo. Recuerdas?

Recuerdo los latigazos a la tierra, el olvido. La sangre gritando por salir, su reguero penetrante, la llamada.

También recuerdo su sintonía rota, en ocasiones, por olvido de la armonía. La espera de lo esperable, la sacudida del caos.

He recordado el aire que faltaba en los pulmones, olvidando que siempre estuvo ahí. Jadeos, gemidos, quejidos, gruñidos… en cimas de poder.

Nunca olvides lo que eres, lo que sientes, no hace falta que lo busques más. Recuerda que yo… tengo mi tesoro.


7 comentarios:

efe dijo...

El olvido es la continuación de la tristeza.
No me gustaría olvidar, sino más bien atesorar los recuerdos.
Un abrazo Princesa.

apteryx dijo...

El que olvida su pasado, está condenado a repetirlo, al menos eso dicen.

M.M.S dijo...

suscribo lo de efe, el olvido es la continuación de la tristeza, pero hay más, la incomprensión es lo más doloroso, y yo me pregunto,....cuando uno se equivoca en su vida, ¿ es justo ser tan cruelmente juzgada, tratada, olvidada?

S.H.Alberto dijo...

Veo que sigues teniendo magia en tus palabras.

Solo pasaba para saludar.

Un abrazo

Anónimo dijo...

No mas?

.

efe dijo...

Sigo atesorando mis recuerdos y queriendote Princsa.
Vuelve pronto.
Siempre efe

Anónimo dijo...

Se la echa de menos, y se echan de menos sus escritos.

Saludos.