18/11/07

El rincón



Tirar esa puerta, abrir aquella habitación de la nueva casa, fue dar salida a lo primitivo, al desafío mortal, allí las arañas habían tejido mantos espesos de polvos blancos a los que nunca daría la luz, allí una rata celosa roía los viejos libros e iba dejando su rastro sobre las maderas carcomidas por la humedad y el tiempo, allí los espejos no reflejaban nada, el silencio sólo era roto por habitantes de la oscuridad, allí donde empezaron los recuerdos y el vacío se llenaba rabia y la rabia se defiende del dolor sin contemplar.

Pensé en mi perrita canela, mi Nuca, cuidó mi infancia y todo mi embarazo, cuidando incluso de mi bebe hasta el último de sus días, pensé en aquellos cachorros portentosos que ausentes de correas movían sus rabos mientras seguían al pie de mi sombra cada pequeño sendero que tomábamos en un campo de legumbres y ahora… mi viejo Mickey, un perro negro que acompaña cada uno de mis días, que delira por cada una de mis caricias, que soporta cada uno de mis cuidados cuando enferma, que agradece dormir junto a mi soltando esas gotitas que relame mientras se tumba, servil.

Y decidí darle paso a luz, limpiarlo, cuidarlo, abrir aquellas ventanas, retirar los tablones que ocultaban la luz de los jardines, abrir una puerta y dejarla así, siempre abierta al aire fresco del otoño, a los perfumes de la primavera, a las noches estrelladas del verano, a las nuevas sensaciones del invierno. El trabajo, la salud, el tesoro de un rayo de luz… Niños y grandes, dioses mortales, lágrimas y risas… vida. Y a mis pies, junto a mí, siempre… el que fuera mi cachorro.




6 comentarios:

Francisco dijo...

Deseo que esa puerta a la luz y a la vida, este abierta siempre, y que los vientos del dios amor junto con la diosa de la amistad den paso a la felicidad.
Te quiero Princesa.

siempre efe.

MistressMoon dijo...

y ese rincón, querida Liska, dónde se esconde?....tan escondido que apenas es rincón?.
Si abriste puertas, quitaste tablas, entrará la luz,...radiante a veces, sombría otras,, es lo que tiene abrir ventanas, no siempre hace buen dia. Pero no importa, la belleza tambien está en los dias grises, en el viento y la lluvia, y si no te gusta...volverá el sol. Y cuando se esconda el sol,...siempre quedará la Luna.
Esa, que te arropa, te acuna, te mece, te anida, te consuela y te ama.
Amada Selene, es valiente mostrar tu rincón.
Sueño con ello, soñando ser lucecita en las sombras detrás de un sillón, allá en tu rincón, mientras...siento.
En tu rincón, por primera vez en mi vida, siento, sin miedo, y por eso me arrullo y me voy a dormir tranquila, hoy, en brazos de Morfeo.

ana dijo...

cualquier rincón sirve sabiendo que se te tiene, que se te quiere, besos, te quiero

Liška dijo...

:) que den paso a la vida... :)) Mi abrazo, mi cariño efe


:)) dar lugar a las emociones encontradas, silenciar el vacío, llenarlo de sentido, arrancarle la luz a las telas de araña y... vivir, sentir mi bella y querida Moon.


Hummmmmmm.... y a ti, y cuanto se te quiere. Muaaaaaaaaackis!! mi niña linda.

BUDOKAN dijo...

Yo también deseo esa puerta abierta siempre. Te dejo un saludo!

Joan Pinardell dijo...

Ay amiga que texto tan sentido... me emocioné sí... porque yo siempre he tenido animales a mi lado... y sé cuantos nos dan sin pedir nada

besos